martes, 10 de enero de 2012

VENTILACIÓN ALVEOLAR

0 comentarios

Es la cantidad de aire que llega el aire en los bronquiolos respiratorios, conductos, sacos alveolares y alvéolos (o sea, a las áreas de intercambio gaseoso) por minuto.
Función: renovar aire en estas zonas.
Durante la espiración se expulsa primero el aire del espacio muerto, antes de que el aire procedente de los alvéolos llegue a la atmósfera. Por tanto, el espacio muerto es muy desventajoso para retirar los gases espiratorios de los pulmones.
Leer “medición del espacio muerto” (se refiere al anatómico, el cual no incluye a las zonas de intercambio gaseoso).
Volumen del Espacio muerto = 150 ml.


Espacios Muertos: son los espacios donde no ocurre intercambio gaseoso.
Espacio muerto anatómico: es todo espacio del sistema respiratorio distinto a los alvéolos y demás zonas de intercambio gaseoso que se relaciona con ellos.
Espacio muerto fisiológico: es el espacio muerto anatómico  +  los alvéolos que no son funcionales debido a que carecen de lechos capilares y si los hay son muy escasos.
En una persona normal los espacios muertos anatómicos y fisiológicos son casi iguales porque todos los alvéolos son funcionales.

Frecuencia de la ventilación alveolar: es el volumen de aire nuevo que entra en los alvéolos. Se calcula multiplicando la Frec. Resp.  con la diferencia entre el VC y espacio muerto fisiológico.
12 x (500 – 150) = 4200 ml/min

FUNCIONES DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS
Tráquea, bronquios y bronquiolos
La tráquea y bronquio están revestidas de anillos o placas cartilaginosas, entre las cuales hay músculo liso.
Los bronquiolos  tienen diámetro menor a 1,5 mm. Están formados casi totalmente por músculo liso, a excepción del bronquiolo respiratorio que está formado principalmente por epitelio pulmonar, su tejido fibroso subyacente y solo algunas musculares lisas.
Resistencia al flujo aéreo en el árbol bronquial. En condiciones normales el aire fluye con muchísima facilidad (es suficiente un gradiente menor a 1 cm H2O para una respiración tranquila). La máxima resistencia se da en los bronquiolos y bronquios de mayor tamaño cerca de la tráquea, debido a que son más pocos en comparación con los aprox. 65000 bronquiolos terminales en paralelo donde solo deben pasar muy poco aire.

Control Nervioso:
- Dilatación simpática bronquiolar: la estimulación directa por los nervios es escasa, sin embargo el árbol bronquial está muy expuesto a las catecolaminas de la médula suprarrenal  liberadas a la sangre por estímulo simpático. La catecolamina más eficiente es la adrenalina debido a que causa mayor estimulación de los receptores beta-adrenérgicos. (beta 2?(ver fisiopato-asma))
- Constricción parasimpática bronquiolar: fibras vagales que llegan al parénquima liberan acetilcolina, produciendo una leve a moderada constricción de los bronquiolos. Pueden activarlo las irritaciones de la membrana epitelial, iniciada por gases, polvo, cigarrillos, infección o oclusión de las arterias pulmonares por microémbolos. Gran parte de las partículas pequeñas son degradadas por MQ alveolares.
Vocalización.
- El habla está formada por 2 funciones mecánicas:
1) La fonación: dada por las cuerdas vocales de la laringe. Durante la respiración están muy abiertas. Durante la fonación se juntan. El tono está dado por: el grado de tensión, aproximación y masa de las cuerdas.
2) Articulación y resonancia: los 3 órganos principales de la articulación son los labios, lengua y paladar blando. Los resonadores incluyen: la boca, nariz, senos asociados, faringe y cavidad torácica.

Leave a Reply

 
Código de estadísticas web pagealizer